BUSCA INTRODUCIENDO EL NOMBRE DEL RESTAURANT, LA ZONA, LA CALLE, LA CIUDAD....

gadgets para blogger

ESTA SEMANA RECOMENDAMOS...

Hace unos días cenamos en el restaurante RIAS BAJAS, un grupo de amigos, que de incognito fuimos a probar una suculenta carne (solomillo al queso azul y cordon blue de ternera) adereazados con unas tapitas de jamón serrano y pulpo a la gallega. Era una comida de despedida de soltero, íntima y relajada. Por lo que preferimos dedicarnos a saborear una carne en vez de un pescado. Y lo aderezamos todo con un vino tinto maravilloso que acompañó a la perfección a una carne hecha al punto para otros y 3/4 para mi, que no tuvo la más mínima queja. La velada pasó entre risas y tenedores, perfectamente atendidos por los camareros, que estuvieron pendiente al mínimo detalle. 
Al levantarme para ir al servicio, mi servilleta calló al suelo y rauda fue cambiada por otra, sin que yo tuviese que pedirla. y eso, señores, es algo que debería de ocurrir en todos los restaurantes y que en muchas ocasiones se hecha de menos.
Al sabor de la cena se unió una perfecta decoración y ambiente que relaja el temperamento, gracias a luces bajas, íntimas. Y a colores cálidos en las paredes. Unos arcos y madera oscuro hicieron el resto. Yo siempre he pensado que comer es todo, es la comida y el ambiente y en este caso la conjunción es perfecta.
Muy buena comida, muy buen trato, muy buen vino, muy buen ambiente, lo único el precio, quizás un poco alto, pero atendiendo al conjunto de comodidades y calidades, que más da. Además pagó mi amigo E. que se casó al día siguiente con muy buena cara.

Para probarlo tu mismo clic aquí.